lunes, 28 de mayo de 2012

Adictos a la escritura: La doble imagen


Hoy traigo mi participación en el Grupo de Adictos a la escritura. El ejercicio de este mes, consistía en repartir por parejas una foto, y cada miembro de la pareja hace su versión de dicha fotografía. Os dejo el enlace al relato de Tifa, y os dejo también por aquí la fotografía. A continuación tenéis mi relato. 



"Tardes de juego"

En la penumbra de su salón, Willian observó el movimiento oscilante del licor en el vaso de cristal, antes de llevárselo a los labios con hastío. Sobre su regazo reposaba el álbum de fotografías familiar, aquel que solo abría cuando la melancolía amenazaba con ahogarlo. Y es que Willian echaba de menos el pequeño poblado holandés en el que se había criado, pero sobretodo la añoraba a ella, Lisa. La dulce Lisabella, su pequeña compañera de juegos. Podía recordar muy bien las tardes en la vieja casa de madera, como el grupo de cuatro niños inventaban mil y una historias para jugar, ensuciarse y pasar las horas. Después fueron creciendo, y el cariño infantil que siempre los había unido se perfiló en algo más, algo que William nunca supo cómo manejar. Ni siquiera ahora, a sus treinta años, y con unas cuantas historias amorosas a sus espaldas.

Lisa había llegado a Londres hacía dos días, iba a exponer sus cuadros en una galería. Por supuesto no había dudado en decírselo a su fiel amigo de la infancia, gracias a que habían retomado el contacto perdido por facebook. Willian llevaba en Londres desde los veintitrés años, pero aún recordaba como si fuera ayer la tarde en la que se despidió de sus amigos. Le montaron una fiesta a la que acudió gran parte del pueblo, y después, aquella misma noche, con la valentía de un borracho, había arrinconado a Lisa contra una pared, y la había besado como si le fuera la vida en ello. Que estúpido había sido, cuando al día siguiente en el aeropuerto la despidió con un simple abrazo, sin mirar atrás.

Pero Lisa se encontraba en la ciudad, y la exposición se abriría aquella misma noche, a las ocho. La duda le corroía, aunque por facebook siempre había sido cordial con él, nunca le había comentado si estaba con alguien o incluso si se había casado. ¿Qué haría él en aquellas circunstancias? Posiblemente lo que le dijera su instinto, solía guiarse por él en su trabajo como periodista, y pocas veces le fallaba. Así que fue hacia su habitación, cogió una camisa negra y unos vaqueros raídos, y se mesó los largos mechones de cabello rubio oscuro antes de salir por la puerta con las llaves del coche colgando de un dedo.
                                                          …              …             …
En la galería Lisa se ajustaba la falda de su ceñido vestido negro, mientras iba y venía entre los asistentes repartiendo besos por doquier. Notaba un ligero temblor de manos, que intentaba ocultar cogiéndose una mano sobre otra, o tomando del hombro a los invitados. Había realizado exposiciones en Ámsterdam, pero nada de aquella envergadura. Quizás con los posibles clientes que allí se encontraban abriría el mercado en esa parte de Europa, y sobre todo se daría a conocer. Pero lo que más la aturdía aquella noche no era el tintineo de las copas, ni las fervientes felicitaciones de boca de desconocidos. Lo que la hacía temblar como una hoja era el reencuentro con su viejo amigo William. ¿Vendría acompañado? ¿Le habrían cambiado aquellos picarescos ojos azules, en los que tantas veces se había perdido?, ¿o quizás su cuerpo delgado y fibroso que siempre había querido recorrer con los dedos?

Lisa bebió una vez más de su copa, levantando la cabeza para apurar el contenido al máximo, esperando así tragarse la marea de pensamientos que la acechaba. Pero cuando enfocó de nuevo la vista al frente, se encontró con un hombre rubio y alto, que la observaba con unos ojos de un azul oscuro turbulento. Lisa se quedó mirándolo fijamente, y percibió como una sonrisa nerviosa se abría paso en sus labios. Antes de que pudiera soltar cualquier incoherencia, el hombre se acercó a ella rodeándola por la cintura y levantándola en el aire. Lisa hundió la cabeza en el hueco de su cuello, inhalando el aroma que tantos recuerdos le traía.

-          ¡Lisabella, no has cambiado nada! Sigues tan estupenda como siempre- escuchó decir a William, mientras la mantenía unos segundos más entre sus brazos. Frunció un poco los labios, ya que ella no quería estar igual, deseaba que él viera a la mujer en la que se había convertido.
-          ¡Y tú también, Will! –  Estúpidas palabras. Claro que no estaba igual, estaba terriblemente más apetecible que nunca. Él la bajó al suelo, encontrándose sus miradas por segunda vez- Tenía muchas ganas de verte.
-           Y al final te dedicaste a la pintura, recuerdo bien los pintarrajos que solías hacer en tu casa- William echó un vistazo alrededor, y se acercó a un bello paisaje-. Veo que has cambiado mucho tu estilo, es francamente increíble.
-          Gracias- sintió la mano de su ayudante en el brazo, que la requería para atender a más invitados, y con desgana se alejó con él-. Date una vuelta y ahora hablamos.
                                                       …                 …                   …
William se paseó durante horas por aquellos preciosos cuadros. Pero realmente su atención estaba centrada en la autora de tanta belleza, de la que no podía perderse ni un movimiento. Sentía la necesidad de abrazarla de nuevo, de llevarla a su casa y hacerle el amor de mil maneras distintas. Y detestaba la mano de aquel chico que cada dos por tres se posaba sobre el brazo de Lisa. La galería se fue vaciando, y con ella el eco de risas, hasta que solo quedaron Lisa, el tipo que la acompañaba y él.

-          William, que gusto que te hayas quedado, lástima que se haya hecho tan tarde- miró la hora en su reloj de muñeca, mientras se recogía un mechón que escapaba de su moño-. Me tengo que quedar a recoger un poco, si quieres nos vemos mañana.
-          Me gustaría ayudarte, si no te importa- Will se quedó mirándola, con esa intensidad devastadora que hizo carraspear al ayudante de Lisa.
-          Bueno nena, ya que tienes ayuda, me marcho- se acercó a la chica, y le susurró muy flojito en el oído-. Vaya cañonazo bonita, ya me contarás.

Lisa rió suavemente, mientras besaba a su ayudante en la mejilla y vio como se marchaba por la puerta, apagando los potentes focos que iluminaban todo. Cuando se volvió, apenas le dio tiempo a enfocar la vista en William, mientras sentía como una fuerza bruta la arrollaba hasta chocar contra la pared. Podía sentir el pecho caliente del hombre, que subía y bajaba chocando con el suyo propio. Sus fuertes manos se disputaban el puesto enredadas en su cintura y en su pelo. Y esa fiera mirada la tenía anclada en un estado de excitación creciente, que solo aumentó cuando escuchó la ronca voz del hombre pronunciar su nombre:

-          Lisa…

No añadió nada más, antes de unir su boca a la de ella. Ni falta que hacía. Pareció retroceder en el tiempo, contra una pared, sintiendo los labios de aquel hombre que tanto había deseado. Pero aquel beso era diferente, sabía a seguridad, pasión y decisión, y se dejó llevar por la caricia de esos labios cálidos, y de una lengua que penetraba en su boca acariciando cada rincón con avaricia. Ya tendrían tiempo de hablar de viejas tardes de juego, aquel era el momento de sentir todas las caricias anheladas. Y ambos se fundieron en el otro, mientras la noche devoraba las calles londinenses en su cálido abrazo. 

Gracias por leer. Besitos.



51 comentarios:

  1. ¡Qué bien se te da la literatura románrica! Me he quedado impresionada :3 . Incluso el momento de pasión, al final...

    Y sí que hemos hecho historias distintas a la vez que parecidas por el tema del amor y el recuerdo, jajaja =) .

    ¡Un beso, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte guapa! Es que la romántica es lo que más he probado y leído, aunq queda mucho por aprender. Besikos

      Eliminar
  2. Guauu, que intenso!! Increible texto, quien iba a decir con imagen tan tierna :-P
    Genial!!

    Pasaré a leer a Tifa

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, pues es lo que se me ha ocurrido, no sé, aunque la verdad es que la imagen a mi también me inspira esa ternura. Un besiko!

      Eliminar
  3. Me encantó como la historia de un juego de niños pasó de ser a una historia de romance y pasión.

    Leerte me devuelve el ánimo de seguir participando más en este grupo, tienes muy buena pluma en el género del romance.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Karuna, me ha encantado y subido el ánimo.
      La verdad es que a mi el grupo me encanta para aprender y motivarme a escribir.
      Un beso guapa!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias por pasarte guapa. A partir de la semana que viene me pondré yo al día, que me apetece un montón leeros. Besos

      Eliminar
  5. Hola guapa!, vengo a informarte que mi historia "Destinada A Ser Tu Esclava" va ya por la parte XVIII, ¿vas a ser la última en leértela? >.<

    http://elclubdelasescritoras.blogspot.com.es/2012/04/destinada-ser-tu-esclava-para-mayores.html

    Espero que lo hagas pronto y me dejes tu sincera opinión. Se acepta todo tipo de sugerencias, consejos y críticas.

    Saludos bella y feliz Martes!, muak!

    Pd: te robo esa pedazo de foto! >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapetona. Pues me pasaré a partir de la semana que viene, mmuchas gracias por avisar. Un beso guapa

      Eliminar
  6. Que monada! Es muy buen ejercicio, lo probaré en casa
    Muchos besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Escribir a partir de una foto da mucho juego. Lo podrías publicar en el blog si te apetece! Besikos

      Eliminar
  7. Me ha encantado tu entrada, muy bonita.
    Te sigo, me sigues? besitos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Pues gracias por pasarte por este rinconcito. Me paso yo también por el tuyo. Besos

      Eliminar
  8. ¡Me gustó la combinación de la foto con toda la historia de los dos! La has ido narrando de una forma tan clara que no te sorprendía el final y te alegrabas porque esos niños encontraran su amor de adultos. ¡Ay, los amores de la infancia!
    ¡Me ha encantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, guapa! Esos amores siempre dan mucho juego a la hora de escribir, porque no es difícil empatizar con la historia, además que suele dar más profundidad a los personajes. Un beso!!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  9. Muy bonito relato, me ha gustado mucho cómo plasmas ese sentimiento de arrepentimiento por cobardías pasadas ^^
    Esto es ya deformación profesional, pero croe que lo único que podría "mejorar" el relato es cambiar esta frase:
    "La duda le corroía: aunque por facebook siempre había sido cordial con él, nunca le había comentado si estaba con alguien o incluso si se había casado." He sustituido la primera coma por dos puntos porque creo que encaja mejor, pero vamos, que tampoco es nada muy relevante ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por esa corrección. En signos de puntuación, los dos puntos son mis grandes olvidados, así que gracias por recordármelos. Besikosss

      Eliminar
    2. De mil amores, me encanta contribuir, por mínima e indirectamente que sea, a que un buen texto sea incluso mejor :p Y tu texto era tan bonito que no tenía más remedio que decírtelo ^^

      Eliminar
  10. ¡Ufff Hada!, sale humo de tu blog y no me imaginaba la causa.
    Ya estoy muy viejita para estos sustos.
    Te felicito, pero para otra vez ¡Avisa!, jajajajaja.
    Con cariño: Doña Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dora! Gracias por pasarte. Siempre me sale introducir ese retazo de pasión, aunque sea en relatos cortos. Un beso!

      Eliminar
  11. Hola wapa!! Tienes un regalito en mi blog ^^ Feliz fin de semana!!!!

    ResponderEliminar
  12. Hola, Hada!!

    Como siempre, tú enamorándonos a todos :-D
    Me encantó tu relato, es muy pasional y está muy bien narrado. Me dejas con ganas de leer tu relato para el Juego de Primavera ;-)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Pues en los Juegos de Primavera nos leeremos mutuamente. Y eso de amor pues no lo puedo evitar, aunque me apetece alguna vez tocar otros palos. Pero la vena romántica sale. Besos

      Eliminar
  13. Me gusta, se antoja jeje
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Un relato lleno de amor (azúcar) y pasión que es lo que más me gusta jajaja. Excelente escrito.

    Felicitaciones~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rossiel! A mi la pasión tb me encanta, aunque me cuesta terminar las escenas de pasión como se merecen. Un beso

      Eliminar
  15. Joooo, ya te vale cotar en lo mejor. Me pones los dientes largos con ese beso y al final no veo como culminan su pasión. ¡Mala! XD. Eso sí, ¡qué bien escribes! y te lo digo de verdad, sin peloteos. Escribes muy bien!
    Bueno, espero que para la proxima, no te cortes con los detalles jajajaja. Un besazo mi niñaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero yo tb, no cortarme con los detalles, jejeje. Gracias por pasarte y leerme, eso de la escritura dicho de una escritora como tú, la verdad es que me da mucha alegría. Un besazo

      Eliminar
  16. ¡Qué curiosa historia! Hay que ver en lo que desemboca una foto cualquiera, jajajaja. Me encantan los adjetivos que seleccionas, son muy sugestivos y le dan mucha proyección a las frases ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi me encanta la crítica que me has hecho. Un placer que te haya gustado. Besos

      Eliminar
  17. Me ha encantado Hada, jajaja te llamo así porque no se tu nombre. Me ha dejado con ganas de mas, ;).Has hilado perfectamente la imagen que es de un pasado con un presente que augura un buen futuro, Enhorabuena, nos leemos...Besisss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Charo! A partir de este finde me pasaré a leer vuestros proyectos, que me apetece un montón. La verdad es que es la única forma que se me ocurría de hilar la foto. Besikoss

      Eliminar
  18. Me ha encantado Hada!!!

    Felididades

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola! El relato va muy bien con la imagen, me gusto mucho, es muy apasionado :)

    ResponderEliminar
  20. que intenso, te ha quedado excelente!
    Besos :)

    ResponderEliminar
  21. Una historia muy linda y romántica, llena de recuerdos que definitivamente van acorde a la imagen que te tocó, muchas gracias por compartirla :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lunella, la verdad es que por la apariencia de la foto me vino la idea del recuerdo. Besos

      Eliminar
  22. ¡Vaya! Mi comment se fue al carajo. Es lo que tiene tener un asco de conexión. Bueno, te dije, creo, que me gustó mucho, en especial la postura de inseguridad de ambos con el paso del tiempo. Lo has desarrollado de maravilla.

    Un beso.

    PD. Y que vayan bien los exámenes, reina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Daniel, por suerte ya han pasado los exámenes. Lo de la inseguridad es que da mucho juego, me alegro que te hayas fijado y destacado eso. Besos

      Eliminar
  23. Me ha encantado!! genial relato y las imágenes con las que lo has acompañado quedaron como anillo al dedo... que bueno que finalmente se dejen llevar por sus sentimientos ^^ ¿hay un william por allí para mí? Jejeje

    Nos leemos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte a leerme Kroana! Seguro que sí hay muchos William por ahí, jeje. Un besote guapa

      Eliminar

Me encantan vuestros comentarios, poder compartir entre todos este gran universo de la literatura y la vida en general, así que si tenéis unos minutitos podéis dejar vuestro granito de arena por aquí ¡Besos!